domingo, 5 de agosto de 2007

EL PARAÍSO EN LA OTRA ESQUINA, Mario Vargas Llosa

Una buena novela te enseña muchas cosas que normalmente son silenciadas en la realidad. Si añadimos el interés por descifrar algunas claves de lectura, aunque sólo sean de aficionado, el disfrute y entretenimiento es mayor.

«El Paraíso en la otra esquina», es una novela escrita con primor por el escritor peruano, Mario Vargas Llosa. La obra rescata, a modo de glosa del siglo XIX, la Francia aburguesada y el Perú (Arequipa, tierra natal de Llosa) también de la época.

Desde el primer tramo uno se interna rápidamente en la trama que alterna la historia biografiada de dos personajes: Flora Tristán y Paul Gauguin.

Sobre las vidas de ellos dos giran todas las demás que aparecen en la obra. Flora es una mujer con ideales de justicia social del siglo diecinueve. Es lo que hoy conocemos por activista de fuerzas vivas.

Para dedicarse a tal fin, entre luchas emocionales y normas sociales y religiosas decide emanciparse. Esto le acarreó enormes disgustos y contratiempos que pusieron a prueba todas sus capacidades.

Ella es el prototipo de activista que tiene unos ideales universales nobles y buenos, pero que la gente mira con recelos, temor, envidia y a saber qué otras intenciones. En su lucha contra el mal, el de la burguesía explotadora, Flora encarna el Bien, el rumbo por el que debería caminar toda la humanidad y no solamente una clase social privilegiada y pomposa.

Hay contradicciones entre lo que piensa Flora y lo que a veces hace, con frecuencia por necesidad, lo cual deja en entredicho la causa por la cual lucha. Destacan en ella la valentía, el carácter firme, la tenacidad, y la convicción de ideas.

En cambio, Paul es un inconformista, insatisfecho, bohemio y aventurero, que se libera de todas normas morales occidentales. Se zafa de la clase social burguesa para explorar, con absoluta libertad, los fueros incontrolados de su hedonismo. Para ello tiene que salir de su cultura e internarse en tierras vírgenes lejos de París.

En ese salto cultural el artista experimenta los momentos creadores más importantes de su carrera, pero también los más salvajes y brutales posibles.

La ficción de los lugares y espacios descritos adquieren una impactante atracción; así como ciertas escenas que, de seguro, las recordaremos siempre. Una novela para leer, un libro para no olvidar.
Publicar un comentario

Localización tierra natal, República Dominicana