domingo, 5 de agosto de 2007

CORAZÓN DE JADE, Teonilda Madera

Tres libros de poesía conozco de esta mujer acendrada y dada a la creación poética: “Corazón de Jade”, 1995, Ed. Búho, Sto. Dgo., Rep. Dom. “Van llegando los recuerdos”, Ed. Cocolo, 1998, Sto. Dgo., Rep. Dom. “Sorbitos de café en paisajes yertos”, Morris Publishing, USA, 200. El primer libro es eso, un primer intento. A mi juicio hay hallazgos poéticos, pero mucha palabra hueca, pose. Sin embargo, -eso lo veremos en los siguientes libros- la autora es más ingeniosa cuando es reflexiva, que cuando simplemente enuncia fenómenos, cosas y hechos. “Corazón de jade” es un libro de novicia, o sea, inicial, flojo, pero que muestra un inconfundible talante creador que Teonilda habrá de trabajar con ahínco.//



En el segundo libro, “Van llegando los recuerdos”, (¡cómo se nota la diferencia!) hay mayores logros que en el libro anterior. Era de esperar, por supuesto. Aparecen grandes autores y personajes de la literatura. Surge una novedad: la utilización del inglés en ciertos poemas. Teonilda, sin duda, logra en este libro mayor calidad poética y se acerca más a su propia voz. Empieza a notarse en esta obra la preocupación social (inmigración) y una valoración de los recuerdos de su infancia. Finalmente, hay una clara ósmosis de lo dominicano-norteamericano.//

“Sorbito de café en paisajes yertos” es un libro de más pureza del idioma, del léxico. Pienso que es menos denso e importante que el “Van llegando los recuerdos”. Hay más profesionalidad en la creación del verso, que es mucho decir. Sin embargo, eso le resta autenticidad a la emoción y revelación poética, cosa que se percibe notoriamente en el segundo poemario. En este tercer poemario se consolida el uso del inglés en su versificación. Asimismo, a caballo entre su nación de origen, Rep. Dom., y Norteamérica, surgen destellos de uno y otro ámbito, predominando la huella de su nacionalidad, la cual exterioriza en el empleo de indigenismos y otros giros dominicanos.

En suma, Teonilda Madera es, sin lugar a dudas, una mujer con sustancia y numen para la poesía. Me gusta mucho cuando habla desde dentro, desde ella misma o desde las cosas que nombra.



-----------



Nota: La autora responde.

Señor Fausto Leonardo: Taty Hernández, una amiga a quien aprecio mucho, me ha enviado el comentario que usted gentilmente se dignó a escribir acerca de mis poemarios. Debe agradecerse, en su justa medida, que un lector o un crítico literario detenga su mirada en la obra de un artista. Independientemente, del criterio evaluativo que emite sobre mi obra, le reitero mi agradecimiento. No le corresponde al autor defender o atacar su propia obra. No obstante, digo que tiene usted razón en algunos de sus señalamientos. Efectivamente, Corazón de jade con lágrimas de miel, mi primer poemario es mi punto de partida, mi punto primigenio de iniciación, mi primer atrevimiento, mi coraje mayor para exponerme a la aceptación o al rechazo del mundo de las letras. !Tuve suerte que la crítica literaria de un modo u otro trató con cariño, con prudencia, con respeto ese primer hijo poético mío del cual me siento sumamente honrada! Quizás estas palabras mías le suenen un tanto arrogante, sin embargo, Fausto, le estoy hablando al desnudo. Pienso que si uno tiene un poco de talento de una u otra forma, como usted señaló en el comentario que Taty me envió, lo dejará al descubierto y eso, eso es precisamente lo que salva la obra y lo que hace que el autor con mayor firmeza, convicción y conocimientos del oficio, vaya mejorando en obras sucesivas. El tiempo se encargará de poner mi obra en el lugar y en la dimensión que esta merezca. !Gracias, muchas, por el tiempo que le asignó a mis poemarios!Cariñosa y cordialmente,Teonilda Madera
Publicar un comentario

Localización tierra natal, República Dominicana