miércoles, 13 de mayo de 2009

JUAN MIGUEL DOMÍNGUEZ PRIETO, poeta interiorista. España.

Juan Miguel Domínguez Prieto, Madrid, España, 1963. Gracia, profundidad, goce interior, fruición espiritual y deleite del alma, entre otras cosas, son parte de las vivencias nuestro poeta quien, con un castellano culto y diáfano, nos comunica con la fuente misma de lo Divino.

Domínguez Prieto, que empalma con la mística hispánica, se distancia de la Poesía de la Experiencia de los 90 en España -antítesis del la Poética Interior- y recupera la mejor tradición de la poesía mística. Con este poeta, el Interiorismo, en su búsqueda de la trascendencia, llega definitivamente a su madurez y consolida una de las vertientes más importantes de su ideario –y la más escasa entre sus cultures-, esta es, a saber, la mística.


Hacdamáryam (Fragmentos)

Tú eres la oquedad acogida de un desierto, gracia de Cedar. Yermo que fructifica, Egipto que resbala. Eres y eres el agua en el lirio nacido llorando de Cedar.

I

Beso y beso, en la amanecida, al Cordero en mi indigencia virgen. Son cantos lo que canta para mí al pronunciarme hermosa: accede, Hermosa, a la dulzura; en la ventura escóndete de los trigales hechos; y soy perseverante en mi amor por ti. Y dice: corderuelilla, ah, estar yo con el tú que eres bajo el árbol, con jalea, en la boca, y destilado festivo de cerezas, vino puro y entrerrosas de aguardiente, libre y libre, al rayar la luz.

II

Al igual que tu corazón de él, de él no se separarán los pájaros de tus brazos –siete veces blancura sobre blancura-, una enamorada y quieta forma de árbol de David.

III

Canto de Maryam, de la clase ínfima: en gratuidad, leo los añiles en los ojos –collar para lirios- del Dueño de mi Casa. Y soy los añiles de la tarde.

IV

Te hermosea el Espíritu, Lirio blanco, ¡ea!, Pequeña Hermosa, Mañana de Domingo, Vacío que suavemente hace llover a Dios. Lees palabras de algalia en el aroma del agua. ¿No escribes también el vaso de nuestro día?

V

Bendita, la que reposa de confianza en el señorío de Dios. No hay días iguales, pero su corazón permanece como un sabbat, en una esencia de sosiego mañaneando su dulzura frutal y mesembrina. Toda ella será mirada de Tiberíades, la inteligencia del agua. Un lienzo que se seca al aire será una cripta de sol en ciclo entero; y un brote de isla esconderá las estaciones. Como hilos de azahar aliviando cargas de vida cuando se huelen a su hora, como huésped de sequedales que manan, de la vasija de su silencio cantable, dará a beber al sediento la lluvia. Y hasta el ocaso, será proclamada bendita en cada generación.

VI

Desnuda de tu fuego viniste, de vino, a tu Esmirna. Pero eres el vacío
Dejado por el ángel.

VII

Te hermosea el Espíritu, Lirio blanco, ¡ea!, Pequeña Hermosa,
Mañana de Domingo, Vacío que suavemente hace llover a Dios. Lees
palabras de algalia en el aroma del agua. ¿No escribes también el vaso
de nuestro día?

VIII

¿No es el agua lo que encanta? No; sí, que tú, pura, sacas el
abrevado silencio. Con la izquierda, suavidad; aire, de lo oscuro.
¿Para qué? ¿Para quién? Si una pequeña agua alaba en su nada, ¿no
alcanzará, por más, con tu palma, corona de perfume?

IX

Tú eres la oquedad acogida de un desierto, gracia de Cedar. Yermo
que fructifica, Egipto que resbala. Eres, eres el agua en el lirio nacido
llorando tu Cedar.


Anástasis

Corre Israel al agua prometida
de tu piel, en la llaga que te nace.
Esposa llamas, recental que pace,
al que bebe el reposo entre tu herida.

Se sacia de tu claridad nacida:
tú abres agua a la esposa y se complace
porque bebe la luz y en ti renace,
Kyrios y Esposo, Luz, Cordero y Vida.

Amor que transfigura la fontana,
tu nombre sabe en agua la mañana,
gozoso de rompiente y de afluencia.

Amor que a la fontana da abertura,
tu misterio de llaga transfigura
agua y sed en persona y transparencia.


Icono en el Jardín de Arimatea

De pronto, todo es agua y es temprano
y es sol el agua y eres tú la fuente.
Todo es temprano y agua de repente,
y te fluye el Tabor entre la mano.

Es todo transparente y todo humano,
todo piel de la Luz, tempranamente,
para llevar tu nombre entre la frente,
para manar…
Debajo del manzano

te desperté,
entre la piel manada.
Es del agua tu nombre, desposada,
del árbol recental de la inocencia.

…Y es agua todo y boda y es mañana,
y la novia se viste donde mana
la fuente antes del sol, su transparencia.


Mujer del sol vestida

Las manos en la Luz parecen cinta
de agua que a la mañana dieran cauce.
O escabel, porque su alba se descalce
por tierras de tu piel en agua encinta.

Toma tu vientre forma de caricia
al tacto de tus manos manantiales.
O de planeta de agua, en esponsales
del Sol que estás manando y te solsticia.

Tu palma, que es Jordán acariciado
por la Luz en tu seno pensativa,
agua del Sol para agua del costado,

abre intacta y pensante la mañana,
alegra, ríe, corre al salto y mana
agua del Sol con tempo de agua viva.

Descendimiento

Busco la fuente que tu piel desposa.
Hay un salto, en la llaga, de agua viva.
Tu paso de Betania pensativa
hace a la tierra recental y esposa.

Mansa la llaga, el agua te rebosa
porque salte de transparencia arriba.
Mas todo es manso entre tu piel votiva
y tu paso en la fuente se reposa.

Bebo en la antigua unción la nueva fuente.
Agua donde beber reminiscencia.
Aún tu paso, Luz, está reciente

de Betania, porque la llaga alumbre
la transparencia de la mansedumbre,
la mansedumbre de tu transparencia.

Virgen de Damasco en Malta, s. XII

De fresca y natural, acorde al aire,
se trae los nuevos cielos tu mirada,
se pierde por la Luz que no creada
aire quiere y cristal a tu socaire.

Donaire de la Luz respira el aire
en tu cara de rosa rehabitada.
Tú miras como el ala evaporada:
más cerca de la Luz, más en el aire.

Alcanzas tú la sed de Quien te habita
y pace por tu rostro, y él le avala,
y su agua da a tu piel y te visita.

Y aun subiendo a la sed que al agua cala,
reposa su venero en voz no escrita,
y eres sala de Sol con aire de ala.


Anunciación

(Icono ruso. Finales del s. XV.
Galería Tretjakov de Moscú)

Se para, cuanto es vuelo, en tu postura,
buscándolo más grácil, sin huida.
Dispones, toda fuente recogida,
la sed que alcance el salto y la frescura.

Vestida de nueva vestidura
de piedra esbelta, de agua de la Vida,
entre tu quieta inclinación anida
el vuelo de velada arquitectura.

La inocencia construye la manera
de mirar ya a la luz sin que te hiera,
de alcanzar, descendido, lo que se alza.

La inocencia se esconde transparente:
tú lates y pronuncias –doblemente-
la palabra más fresca y más descalza.

Tercer Misterio

En lo escondido
descalzo la mente sobre una hoja
y alguien escribe en sus nervios,
lejos de las ciudades.
A Ti
extramuros de Jerusalén
sobre hoja de tilo.


Quinta condición del Pájaro Solitario

Hermoso de los hombres,
¡Hermoso y Sellado!

Con miel de brezo,
brízname
Úngeme
con miel de ürce
negra
de tus blancuras.

Ay,
oírte el paso
y tu sonido ver,
como cordero abajo,
arriba, como cierva,

Hermoso de los hombres.

Los trabajos de la tierra

…Díjome que uno de los trabajos mayores de la tierra
era el que había padecido, que es «contradicción de buenos»…
Santa Teresa (de San Pedro de Alcántara)

El bendito fray Pedro, hecho de raíces…
Santa Teresa de Jesús

...mosto de granadas
San Juan de la Cruz

Una zubia de sangre de granada
deslíe amor en talle.
Le oscurece
a juntura de Luz.
Él permanece
de raíz en raíz sin que se evada.
Le dan alto.
Lo maceran con cada
albor,
con un atisbo que parece
la hermosura.
Pero le prevalece
sü Agnus entrañable entre la nada.

De ün sangrar que almizcle se derrama,
respira Dios por su anihilamiento.
Y él lo inhala y lo exhala en el delirio
de saber que es temprano,
que hay ungüento;
contradicción de buenos, pero lirio;
sequedal de los santos, pero Llama.



Bibliografía Activa: Iconos del Agua Viva –sonetos- (Prólogo de Francisco Garfias). Nossa y Jara, Editores. Colección Creadores, nº 13. Madrid, 1996. Noite Escura de san Juan de la Cruz (traducción al gallego del original del Doctor místico). Nossa y Jara, Editores. Madrid, 1998. La víspera, el paso y la memoria (poemario). En Rev. «Piedra del Milano», nº 5. Asociación Cultural Huetos. Guadalajara, diciembre de 1997. A Área de Relixión na LOXSE. Galicia (Traducción al gallego del original castellano de Mª Jesús Bescansa y Carlos Esteban). P.P.C., Madrid, 1999. Traducción al portugués de la obra de Carlos Díaz Diez palabras clave para educar en valores. Fundación Emmanuel Mounier, Madrid, 2005. Los poetas del silencio. Antología viva y confidente de la inspiración poética. Ediciones Adamar, Madrid, 2006.

Bibliografía pasiva: Xosé M. Domínguez Prieto: A gónica palabra estremecida. Diario «La Región», Orense, España, 16 de enero de 1994.- X. M. Domínguez Prieto: Aloumiñar na palabra (sobre algunos versos de Juan Miguel Domínguez Prieto; y con reflexiones acerca de su creatividad interior). Diario «O Correo Galego», Suplemento Lecer, XX. Domingo, 20.II.1994.- Luis Vázquez Fernández: Acuse de recibo de Iconos del Agua Viva. En Versos dispersos, Madrid, Parnaso, 1996, pp. 112-116.- Santiago Barra Toquero: El Espíritu liberado. Suplemento de Cultura Flores y Abejas, Bisemanario «El Decano de Guadalajara», Guadalajara, España, 27 de octubre de 1998, p. 3.- José Manuel Domínguez Prieto: Xoán de Liñares. Sección Indo ao celme, Diario «O Correo Galego», Santiago de Compostela, España, 10 de enero de 1999.- Noite Escura (Reseña), Revista Eidos do Libro. Revista Galega do Libro, marzo de 1999, p. 65.- Engracia Vidal Estévez: San Juan de la Cruz: Noite Escura (Recensión), en Encrucillada. Revista galega de pensamento cristián, nº 112, / volumen XXIII, marzo-abril de 1999, p. 199 / 95.- Inmaculada Álvarez Pedreira: San Juan de la Cruz y Puenteareas (comentario a la versión gallega de la Noche Oscura de san Juan de la Cruz realizada por Juan Miguel Domínguez). Revista Pregón, Vigo, España, Junio de 1999, p. 45.- Dora Vázquez Iglesias: Unha poesía case sacral. Sección Ronseis, Diario «O Correo Galego», Santiago de Compostela, España, 3.II.2000.- Alvarado: Iconos del Agua Viva (Sonetos de Juan Miguel Domínguez Prieto). Sección Libros, Diario «La Región», Orense, España, 4 de mayo de 2001, p. 26.- María Cruz Garrido Linares: Ventana literaria. Revista Adarve, nº 609, Priego de Córdoba, España, 15 de octubre de 2001.- Manuel Cabrero: Juan Miguel Domínguez Prieto, exquisita vena espiritual. Serie Getafe sus Escritores, XIII, Semanario Acción Getafense, Getafe, Madrid, 1º de noviembre de 2001.- Cristina Amenedo: La astilla. Diario «El Correo Gallego», Santiago de Compostela, España, 20 de junio de 2003.- Cristina Amenedo: Juan Miguel. Diario «El Correo Gallego», Santiago de Compostela, España, viernes, 5 de diciembre de 2003, p. 4.- E. C.: Juan Miguel Domínguez, poeta afincado en Guadalajara, premiado en Celanova (Orense). Suplemento Cultural La Colmena, Diario «Guadalajara 2000», Guadalajara, España, 13 de agosto de 2004, p. 2.- Bruno Rosario Candelier: La voz ideal que nos trasciende, en El Ideal Interior, Moca, Ateneo Insular, 2005, p. 135.- Cristina Amenedo: Se llama Juan Miguel. Diario «El Correo Gallego», Santiago de Compostela, España, 31 de marzo de 2006.- Bruno Rosario Candelier: El ánfora sagrada de Juan Miguel Domínguez Prieto. Colección En el Ameno Huerto Deseado, nº 57, Ateneo Insular, 2006.- Figura con prosas poéticas y poemas en verso en Cuéntame, Ediciones Acumán, Toledo (España), 2003; en Oficio de brevezas, Colección ‘Solidaridad’, nº 19, Ediciones Acumán, Toledo (España), 2004; en la Antología poética Los cuatro ríos del Edén, Imp. Torres, Toledo (España), 2004; en la Antología poética del Almuñécar Club de escritores y poetas marineros, Almuñécar, Granada (España), 2004; en la Colectánea A Virxe da Armada no pensamento dos poetas e literatos, Diputación Provincial de Ourense, Orense (España), 2005.


Bibliografía Internet

http://www.adamar.org/poesia/000255.dominguez_de_iconos_del_agua_viva.htm
Publicar un comentario

Localización tierra natal, República Dominicana