jueves, 14 de mayo de 2009

JAIME TATEM BRACHE, poeta interiorista.

Jaime Tatem Brache, Salcedo, República Dominicana, 1962. Su creación lleva, fundamentalmente, el sello de lo telúrico y lo metafísico. Poesía con fuerza, hondura y al mismo tiempo sincera, sin pose.


Brache puja por alcanzar la permanencia de los seres, los reales y los intangibles, los de la memoria. Sus visiones lo catapultan en cada rincón de la imaginación, porque la realidad que quiere permanezca trasciende los límites de la inmanencia, y lo único que queda de su lucha interior es una pira de imágenes que nos acercan a sus vivencias más entrañables y profundas.


Las visiones y los sueños


Vengo de la noche

y aunque imperfecto mi llama no cesa

Oh te has marchado

y no sé qué cielos e infiernos

pueblan tus pasos

y tu voz

y tu estatura

que son los míos sin serlos

Mas estás aquí

para siempre prisionero dentro de mí para siempre libre

tú que nunca has sido y eres desde siempre

Ay si yo pudiera extinguir la ausencia

Sin embargo

la brisa me deja oír colores dulces

y evoco el tiempo en que desde antes de los tiempos

te vieron mis ojos cerrados entre lirios y céfiros blancos

Y después hubo gritos de pies torcidos

y entre rayos y esferas entregué al mundo

las visiones y los sueños

Eras mucho más que el ser

y yo era nada

Y de pronto fue luz

y comprendí haber sido desde siempre

y brincaron los peces en las aguas

y corrieron los pájaros por el aire

y los pueblos fueron en luces y en colores

Ay pero he aquí creciendo voces demonios fantasmas

y un vientre de sombras amamanta al mundo

y llueve fuego

y siete cabezas danzando

y hormigas mongólicas tiritando de hastío

y en las páginas crecieron cascadas infinitas

de letras y de muertes

y de la Historia el gran charco de sangre

sonríe nuevamente en el más oscuro espacio de luz

De mis huesos

ha de nacer un día la tortuga amada de la redención

y el mar volverá a la higüera

donde desde siempre reposan la sal y la blancura

Oh nunca te has ido y estás ausente

Ho nunca has llegado y estás siempre

Obstinado cascarón de intermitencia

tan fuera del tiempo como tu madrugada

Giro en la vida y en la muerte

y en mi ciudad de pétreas calles

y árboles con avenidas como lápidas colectivas

Extraviado en mí mismo estoy extraviado en ti

En la Tierra crecieron mis sueños y mis quimeras

Sangrando he tratado de domar los días y las noches

y en el silencio gritaron tus manos mi presencia

Sigo sin saber quién soy y en el esfuerzo se me va la vida

¿A quién debo pedir no caer en el abismo?

¿A quién debo pedir salir del abismo?

¿Dónde estoy?



Universo


Aquí vivo con todos mis fantasmas

A veces nos estorbamos

y nos miramos los ojos espejados

Ya no sé si son ellos los que me atormentan

o si soy yo quien no los deja en paz

Ellos tampoco lo saben

y aquí están conmigo

Son milenios de asombros enardecidos

Son vidas de desdoblamientos sin fin

Es probable sean ellos mayor realización

Quizás yo soy el fantasma

y ellos los hombres crepusculares

A lo mejor al principio me vieron como a una criatura extraña

Así los vi yo

y aquí estoy con ellos

Aquí sin estar estamos

Aquí vivimos sin vivir

y viven su muerte como un vértigo de guerra y paz

principio y fin

luz y tinieblas

y agonías

Aquí las cosas son lo que son

y son nada

Aquí la luz es luz porque la sonrisa

-esté o no esté en las sombras-

es la continuación del llanto.



Imágenes de la muerte


Los oigo claramente.

son los fantasmas y su voces.

Los fantasmas que han regresado

(si es que alguna se fueron).

Los escucho,

con nitidez los palpan mis oídos.

Veo su canción y su quejumbre.

Sé que sufren y acaso pretenden asustarme,

tropezando por la casa que la noche habita.

Sus pasos,

hechos sombras,

vienen y van

como quejidos que pasean por el aire.

Veo su resplandor celeste,

su celaje,

sus ojos en la oscuridad:

oquedades de la sombra en que me pierdo.

Cuando reacciono

(¿ha pasado el tiempo?),

ya no soy el mismo.

algo,

alguien

-que no soy yo-

vive dentro de mí.

Soy la casa donde habitan los fantasmas.



Biografía espiritual de la madrugada


La lluvia camina sobre el zinc

y en una madrugada sin tiempo

(o en un tiempo sin madrugada)

soy uno y tres desdoblándome hasta el infinito

Renazco en un libro de páginas intermitentes

y deshago una llanura en cumbre

y la cumbre amamanta al mundo

y su leche es fuego de miel feroz

Se libera mi espíritu silvestre

Soy un águila de nubes

Veo gente

flechas

descubrimientos

conquistas

colonizaciones

y noches de hendijas luminosas

y leones de fuego abriendo girasoles de ausencias

llamadas y terrores

desembarcos y devastaciones

ojos caminando en el nido del abismo

y un hombre escribiendo un libro

un biografía espiritual de la madrugada.



Tríptico de la lluvia


(I)

Ese sonido

-silencio de la eternidad-,

es el sonido de la lluvia cayendo sobre el mundo.

la lluvia confundida con la lluvia.

La lluvia caminando sobre el zinc.

La lluvia tocando los árboles

como puertas verdes y amarillas.

La lluvia aturdida con los sueños.

La lluvia dando de beber a la tierra

y a las piedras

y al asfalto.

La lluvia paseando por los caminos de tu voz.

La lluvia preguntando por los que se han ido

y, sin embargo, permanecen.

La lluvia erizándote la piel…


(II)


Ese sonido

-silencio de la eternidad-,

es el sonido de la lluvia cayendo sobre el mundo.

Cierra los ojos y escúchalo,

siéntelo,

porque esa lluvia cae dentro de ti.

Está cayendo en tu ayer

y en otro espacio.

Y te ves en el tiempo,

bajo otra lluvia,

donde,

como ahora,

truena,

relampaguea,

sopla el viento,

y escuchas la voz de tu madre

que temerosa cubre los espejos.


(III)


Ese sonido

-silencio de la eternidad-,

es el sonido de la lluvia cayendo sobre el mundo.

La lluvia regresando desde el tiempo.

La lluvia palpitando con la vida.

Oh, la lluvia hablándote de amor.



Anagnórisis


El silencio te llora en mí

desesperado

Y el vacío que deja la rosa

cuando se va para jamás volver siempre volviendo

se ha alojado en el largo y borrascoso camino de mi frente

se ha alojado en mi pecho

se ha alojado en mi cuello

se ha alojado en la tarde muda de campanas

y en los rulos del patio

y en el ciruelo y la pocilga

Se ha alojado en la luz intermitente de estos signos

y en las noches del barrio

Ay del barrio en que no estás

O acaso mora tu voz por sus calles solitarias

O acaso mora tu espíritu en los anaqueles de tu voz

Oh tu voz precipitada por las lomas

como si el cielo llorara con Salcedo

donde todos los días del mundo fueron necesarios

para tu noche

la noche de mis noches

donde ya no tienes tiempo

no tienes espacio ya

y eres nuevo en cada tiempo y cada espacio

El silencio te llora en mí

desesperado

y en el arco iris que nace de tu oscura mansión de luz

donde fuiste estrujado por la tierra

donde el cosmos ha venido a visitarte

principio donde despierto al fin

te sabes de Dios un sueño amado

y esperas la paz que te traerán las lluvias

Oh soberano caballero de los vientos

ahora somos inmortales

Tú en mi muerte

yo en tu vida.



La casa vieja


He vuelto a la casa.

La casa que está sola.

La casa que agoniza.

Ay, cómo envejecen las casas sin sus fantasmas.

El deterioro cae a una velocidad asombrosa

y lo que fue un patio

ahora es una bruma

que clausura puertas y ventanas.

El techo se hunde.

Las aldabas,

las trancas

y las trabitas

se caen como dientes podridos y hastiados.

Las paredes se ladean.

Los cimientos agonizan.

La luz se hace escasa.

Y aunque hay silencio

-producido por una lápida

abandonada en el cuarto de atrás-,

se oye un rumor,

un grito,

un llanto.

Es la casa que agoniza.

Es el estropicio y el adiós…

pero dentro de mí

-muy dentro de mí-

está la casa intacta.

La casa de la luz.

La casa del amor.

La casa de la vida.


Bibliografía activa: La otra cara del sueño, (cuento) Cocolo Editorial, Santo Domingo, R. D., 2004. Rituales de la lluvia, (poesía) Editorial Letra Gráfica, Santo Domingo, R. D., 2005.

Bibliografía pasiva: -Pedro Camilo: El don preclaro o la otra cara del sueño (I), La Prensa, Año 2, No. 18, Octubre-noviembre, 2005: 33. -Pedro Camilo: El don preclaro o la otra cara del sueño (2), La Prensa, Año 2, No. 19, Noviembre-diciembre, 2005: 33. -Francisco Comarazamy: Rituales de la lluvia, Listín Diario, 9 de mayo, 2006: 8. -Manuel Salvador Gautier: Emociones compartidas, Mythos, Año VI, No. 29, Abril, 2006: 15-16. -Manuel Salvador Gautier: Jaime al descubierto: La expresión íntima en el libro de poemas Rituales de la lluvia, de Jaime Tatem Brache, Editora Búho, Santo Domingo, R. D., 2006. -Manuel Salvador Gautier: Tríptico Emocional en Jaime Tatem Brache, Vetas, Año XIII, No. 76, Mayo, 2006: 32-37. -Alejandro González: Los rituales de la lluvia, El Caribe [Cmás], 15 de enero, 2006: 8. -Mariano Lebrón Saviñón: Los cuentos-poemas de Jaime Tatem Brache, Buena Lectura, No. 19, 2004: 7. -Alfonso Quiñones: La otra cara del cuento, a propósito de un libro de Jaime Tatem Brache, Diario Libre, 8 de junio, 2004: 17. Bruno Rosario Candelier: Jaime Tatem Brache, en El Ideal interior. Ateneo Insular, Moca, R. D., 2005: 249-252. –Bruno Rosario Candelier: La creación cosmopoética: El sentido cósmico y el sentido estético en la creación poética, Editora Búho, Santo Domingo, R. D., 2005: 527-549. -Bruno Rosario Candelier: La lírica nostálgica de Jaime Tatem Brache, Global, Volumen 2, No. 7, Octubre-diciembre, 2005: 10-21. - Bruno Rosario Candelier: Los mini-cuentos de Jaime Tatem Brache, La Prensa, Año 2, No. 24, Abril-mayo, 2005: 33. -José Rafael Sosa: RD tiene nuevo cuentista del instante, El Nacional, 12 de junio, 2004: 6-A. -Avelino Stanley: Los cuentos cortos de Jaime Tatem Brache (1), La Prensa, Año 2, No. 21, Enero-febrero, 2005: 33. - Avelino Stanley: Los cuentos cortos de Jaime Tatem Brache (2), La Prensa, Año 2, No. 22, Febrero-marzo, 2005: 33. -Avelino Stanley: Los cuentos cortos de Jaime Tatem Brache (3), La Prensa, Año 2, No. 23, Marzo-abril, 2005: 33.


Bibliografía Internet: http://www.funglode.org/FunglodeApp/ArticuloDeta.aspx?ListId=225

http://www.geocities.com/peanca_us/index.html

http://eldia.com.do/8055.aspx#

http://www.listindiario.com.do, junio, 2004

http://elcaribecdn.com, 17 de octubre, 2006.

http://www4.loscuentos.net/cuentos/link/191/191473/

http://intramel.splinder.com/

http://elnacional.com.do/app/article.aspx?id=45975

http://www.listin.com.do/clasificados/cuerpos/vida/vid13.htm

Publicar un comentario

Localización tierra natal, República Dominicana