martes, 31 de julio de 2007

SOLDEMEDIANOCHE, Néstor Ulloa



Nétor Ulloa Anariba es autor del poemario "soldemedianoche, Ed.Bellota Cultural, Tegucigalpa, 2003. Es un libro verdaderamenteagradable, sobrio y lleno de imágenes sensoriales que auguran, decontinuar en esa tónica, obras poéticas de relevancia.Soldemedianoche utiliza un lenguaje del cuerpo, del amor. A mijuicio, Néstor Ulloa escribe sobre las vivencias amatorias, con unanada rebuscada y amañada versificación.Lo que hace atractiva su poesía es la naturalidad, la sencillez desus versos. Más aún, Néstor está signado, en esta su primera obra,con el sello de quien es ya un notable poeta. Sabe decir y sabecomunicar. Esto, por ende, le permite entrar en el lector con sumafacilidad.Tal vez su estancia en Comayagua, ciudad añeja y de prestigiohondureño, su cercanía a las humanidades en la docencia y suparticular visión y sus vivencias, no de la urbe en el sentidoriguroso de la palabra, sino de las pequeña gran ciudad, al borde delo aldeano, le permiten escribir con un estilo prístino, sin pose niextravagancias.Veámoslo con ejemplos: "A veces las palabras / bailan desnudando lanoche. / Otras veces, / se quedan temerosas en mis labios. / Sevuelven azules con el mar; / se vuelven mar con el mar". (I)"La luz / del otro lado, se pierde / y naufragan los cuerpos. / Uncuerpo se estrella / contra otro cuerpo, contra el muro; / y así /hasta alcanzar la otra orilla con los pies / y esperar" (II)"Primero / es el naufragio entre sus manos; / luego / el silencio ennuestros ojos". (III)"A la cama / llego palpando la noche, para no tropezar / con lossueños. / Pero a tu cuerpo, / a tu cuerpo llego palpando la piel".(V)"Vayamos donde nos lleve la noche / y amémonos por lo que amamos"(VII)"Huye la noche / de nuestros ojos heridos de tiempo. / Se va / laverdad de tus ojos en los míos" (XI)En la segunda parte del libro, -se advierte un cambio temáticosustancial- el poeta toca temas diversos, como por ejemplo: labusqueda de su propia identidad creadora: "A veces, / me busco dondesé que no encontraré / ninguna pista / que me lleve hasta el espejo"(Búsqueda); la soledad: "Cayó el silencio entre mís sábanas / y lanoche / se fue a dormir conmigo" (Soledad). Canta también a lascelebridades de Antonio José Rivas y de Morazán y al erotismo.Hay algunos versos de feliz hallazgo que se los muestro: "labotella / regresará al naufragio de mi isla anclada"; "Catedral deluna, agua desvelada"; "Tenemos mucha noche en los ojos / como paradormir / cuando oscurece".El libro acaba con un poema (Erótica). En él Néstor Ulloa vuelve altema eje de "soldemeidanoche": el amor y las expresiones erótizantesde éste. "Como nubes al viento retozan mis pasos, / cuando la tristegeografía de mis carnes / siente tu sombra, / entre la luzavanzar. / Suspiro desnudos; de sal y ardiente rocío, / vago humorde azahares invadiendo las cosas. / Desnuda es la noche, desnuda estu ropa. / Así llegarás a mí, / fruta prohibida de mi Edénprometido: / prohibidas tus manos, para encontrar mi camino; /prohibidos tus ojos, para llegar a mi noche; / prohibida tu piel,para aplacar mi delirio; / prohibido tu vientre para sembrar laesperanza".Casi a modo de florilegios, porque no podía callarme, les he puestoal tanto de un joven poeta nacido en el año 1978. Tomen nota, quevienen nuevos orfeos a recrear nuestras letras.
Los espejos de Carlos es el segundo libro de Néstor Ulloa.
Una obra más depurada y reflexiva, pero todavía en un "hacerse". El poeta sigue consolidando la voz propia y explora nuevas maneras de exponer su arte.
Publicar un comentario

Localización tierra natal, República Dominicana