jueves, 23 de julio de 2009

Poema: Senectud.

Envejecí cuando aún era niño.
Fui anciano antes de peinar el alba.
y ahora que el meridiano se asienta
en su otero, ya no vivo, porque es otra
la vida que ondea en la cima.

Ya conocí porqué los Dioses surcaron
las delicias de nuestras témporas,
porqué se ahogaron subsumidos
en aguas estigias, porqué Dédalo desgarró
su velo, porqué Adán perdió su desnudez.

Tengo una maleta de mano para el viaje.
Estoy listo para llegar a la Ciudad Eterna.
Soy extranjero en la tierra. Deseo irme a mi Ítaca,
no porque no sea Bella esta esfera azul,
ni bellas sus criaturas, sino que he conocido
la música de Serafín, las Bienaventuranzas del Nazareno.

No vivo esta vida, dulce al paladar,
aunque hace siglos que salí del orbe.

No deseo más amor que el Amor,
ni más vida que la Vida.
Publicar un comentario

Localización tierra natal, República Dominicana